CONOCÉ TU PELO

La capa externa se llama cutícula, y está formada por escamas firmemente agrupadas. Si tu cabello no tiene brillo o tiene tendencia a enredarse y romperse, puede ser que las cutículas estén dañadas. El primer paso para tener un pelo sano es acondicionarlo.
Para suavizar las cutículas, probá un tratamiento hidratante o acondicionadores ricos en proteínas, que fortalecen tu pelo a base de estimular la producción de queratina (proteínas del cabello). Una de mis mascarillas preferidas es Nutrive Masquintense, de Kerastase. La uso cada cuatro días para reparar y proteger mi cabello.

Otros consejos imprescindibles:

El estrés afecta al cabello. En el peor de los casos puede llevar a roturas e incluso dejarte calva. En general, sin embargo, si te asegurás de tomar suficiente vitamina B, como la que encontrás en productos integrales, yogurt o pescados con grasa como el salmón, tu pelo tendrá los nutrientes que necesita. Si tu trabajo es estresante o simplemente pasás por un momento difícil de la vida, probá agregar vitamina B a tu dieta.

Una dieta demasiado baja en grasas puede dajar tu pelo sin brillo y sin vida. Las mujeres que sufren anorexia o bulimia hacenn estragos en el cabello al privar sus cuerpos de nutrientes básicos para tener un pelo sano. Asegurate de comer grasas que son buenas para el cuerpo como las nueces y el aceite de oliva.

El cambio de las estaciones del año afecta a tu pelo y al cuero cabelludo, igual que tu cara y a tu cuerpo. En invierno, además de resecarse, el pelo se puede llenar de electricidad estática. El uso frecuente de aparatos aléctricos también puede afectar a la salud de tu pelo. Yo ajusto mi champú y acondicionador a la estación del año, usando un acondicionador más potente en invierno y uno más ligero en verano.

Un pelo sano crece un promedio de quince centímetros por año, pero las puntas abiertas pueden afectar al resto del pelo rápidamente, impidiendo que crezca suficiente. Si te cortas regularmente, vas a disminuir la posibilidad de tener puntas abiertas.

CONSEJOS DE ACUERDO A LA FORMA DE TU CARA

Cara Redonda - Mandy Moore

Creá altura y volumen en la coronilla. La altura y el volumen alargan mucho la cara.

Mantené tu pelo a la altura de los hombros. Los cortes a la altura de las mejillas acentúan la redondez.

Cortá el pelo en capas a los costados, para estrechar la cara y crear unos pómulos prominentes.

Cara Cuadrada - Angelina Jolie

Elegí estilos de pelo largo con capas suaves o rulos, que pueden suavizar los ángulos de la cara.

Usá un flequillo ligero justo por encima de las cejas, y un poco más largo al costado de los ojos.

Evitá cortes con líneas angulosas o capas largas, un corte abruppto acentuará la forma cuadrada de tu cara.

Cara Larga - Liv Tyler

Usá un flequillo ancho y afilado para acortar la cara.

Mantené tu pelo a la altura de la barbilla para añadir amplitud a la parte del rostro.

Evitá usar el pelo largo, estilos lacios o cortes de un solo largo, que enfocan la atención en el largo de tu cara.

Cara Corazón - Reese Witherspoon


Creá volumen en la coronilla.

Elegí un corte a la altura de la mandíbula, la capas graduadas equilibran bien la cara.

Evitá la raya al medio que enfoca la atención en la barbilla.